Despidiendo a Flufish





1. ¿Qué tal ha ido la presentación del juego?

-Pese a que al principio la cosa no prometía demasiado, con el paso de los minutos se fue acercando cada vez más gente a probar los videojuegos. Este tipo de exposiciones siempre suelen dar lugar a numerosos fallos y problemas que habíamos pasado por alto o bien aparecen por primera vez, pero gracias a los comentarios de los jugadores, tanto positivos como negativos, pudimos tomar nota para pulir aún más los principales aspectos del título. Durante los últimos años hemos sido nosotros los que probamos juegos y comentábamos nuestras impresiones en redes o con amigos, y la verdad es que poder estar al otro lado y saber qué se siente al sacar adelante un proyecto y dejar que otros experimenten con él es
una experiencia muy enriquecedora.

2. ¿Cómo ha sido la experiencia ComTecArt?

-El curso de ComTecArt realmente sabe abrirte la mente para hacerte una mínima idea de cómo es el proceso que llevan a cabo los estudios, desarrolladoras y publishers de videojuegos para sacar adelante sus títulos. Pese a que muchos de nosotros empezamos estas clases con un conocimiento más que aceptable para sentirnos cómodos trabajando, creo firmemente que todos hemos aprendido mucho de otros ámbitos de los que sabíamos poco o nada. En mi caso nunca había trabajado con un motor gráfico o me había parado a pensar en todo lo que conlleva diseñar un juego, y ahora puedo decir que he aprendido bastantes cosas sobre muchos aspectos en estos meses.

3. Os ha gustado trabajar con gente de otras titulaciones?

-Siempre es algo complicado trabajar en grupo para un proyecto en común, y más cuando cada uno tiene sus gustos personales y perspectivas diferentes, pero con Flufish creo que desde los primeros momentos hubo una buena relación entre los miembros, y eso ayudó mucho a trabajar a gusto y agilizar procesos. No tengo ninguna pega en este sentido.

4. ¿El juego ha cumplido vuestras expectativas?

-Si echamos la vista atrás y comprobamos todas las ideas descartadas por la falta de tiempo o recursos el resultado difiere bastante de lo que teníamos planeado (risas), pero creo que todos hemos quedado satisfechos con el acabado del juego en su fase pre-alpha, y los que se acercaron a probarlo también, que es lo importante.

5. ¿Cuáles fueron los principales obstáculos que os encontrasteis? ¿Y lo que más os gustó?

-El principal problema que tuvimos fue el tener que aprender a utilizar programas o plataformas con las que acostumbramos a manejar, y si a eso se le suma el hecho de que el grupo se repartía en distintas ciudades, a veces costaba un poco organizarse para ayudarse entre sí con tareas concretas. Y si me tengo que quedar con algo positivo, sin duda es con la experiencia de haber trabajado con un grupo agradable, trabajador y variado en el que he aprendido de todo un poco.

6. ¿Recomendarías la experiencia a otros compañeros?

-Si te gustan los videojuegos es una experiencia que recomendaría sin duda. Te da otra visión de la industria, aprendes los pasos más importantes de la concepción, pre-producción y desarrollo de un título y lo más importante, es divertido. Pero eso sí, ¡Hay que trabajar duro! (risas).

Redactora del texto: Inés Domínguez Fernández 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pages